El Digital Signage protagonista de moda en el punto de venta

El Digital Signage protagonista de moda en el punto de venta

Tanto en interior como en exterior de tienda la señalización es un elemento crucial para influir en las actitudes de compra. Y es ahí precisamente, en el punto de venta, donde se está produciendo una auténtica revolución, al introducirse las nuevas tecnologías y establecerse un diálogo virtual con el consumidor. Aunque son los grandes los que llevan la delantera -ECI, Grupo Inditex, grandes bancos…-, la realidad es que los medios tecnológicos son cada vez más democráticos y es asumible tanto para las marcas más poderosas como para el pequeño comercio. Aquí, como en cualquier acción de marketing, la creatividad y la usabilidad marcan la diferencia.

COMPARTE

La comunicación en tienda, especialmente en los grandes retailers, tiene diversas funciones: ayudar en el proceso de compra del cliente, señalizar las distintas áreas de negocio y dirigir a través del layout de la tienda, promocionar determinados productos, comunicar las novedades, campañas comerciales, rebajas u ofertas, etc. Asimismo se emplea para reforzar la marca y comunicar los valores y filosofía de la empresa.

A esto no solo contribuye la comunicación gráfica, que es un medio relevante para tal fin, sino también el display de producto. Este ayuda también en el proceso de compra y selección por parte del cliente. Incluso para identificar en qué sección o área se encuentra.

Tradicionalmente y tomando como ejemplo un gran retailer como es IKEA, esta comunicación se realizaba a través de distintos medias en tienda que combinaban cartelería en soporte físico, vinilos de corte, vinilos de suelo, etc con la exposición de producto para atraer la atención del cliente. Los “medias” empiezan en el parking con cartelería de gran formato anunciando novedades, servicios y productos en promoción o campañas concretas. En la fachada de los puntos de ventas lonas de gran formato comunican también la campaña en curso, véase “vuelta al cole”, “Navidad”, “Rebajas”, “Nuevo Catálogo”, etc.

  • digitalsignage_galeriaikea_foto1-min
  • digitalsignage_galeriaikea_foto2-min
  • digitalsignage_galeriaikea_foto3-min
  • digitalsignage_galeriaikea_foto4-min
  • digitalsignage_galeriaikea_foto5-min
  • digitalsignaging_galeriaikea_foto6-min

La cartelería tradicional convivirá con el escaparate tecnológico, que ofrece un mayor nivel de profundidad y una clara opción de interactividad. Digital Signage, Interactive Media y Retail Analytics son conceptos que ya empezamos a manejar con familiaridad.

En el interior de tienda la señalética es un elemento muy importante para facilitar el acceso del cliente a las distintas secciones o servicios. Existen también distintos medias para comunicar promociones, novedades, etc en cada una de las áreas de negocio.

Poco a poco las Nuevas Tecnologías han ido incorporándose a los puntos de venta y la previsión es que cada vez serán más los retailers que las integren. Ya tenemos ejemplos en ECI, puntos de venta de las distintas marcas del Grupo Inditex, IKEA, bancos y cajas de ahorros como BBVA, Santander, Ibercaja, etc. Estas permiten una mayor flexibilidad y versatilidad a la hora de comunicar. Esto no significa que la cartelería en soporte físico vaya a desaparecer pero es un hecho que convivirá con la cartelería digital y que esta irá ganando fuerza y protagonismo. Interactive Media, Retail Analytics y el concepto ‘tiendas del futuro’ son las novedades más destacadas que afectarán a la digitalización del punto de venta en los próximos años.

  • digitalsignage_gal1_foto1-min
  • digitalsignage_galeria1_foto2-min
  • digitalsignage_galeria1_foto3-min

Los retailers emplean cada vez más las posibilidades del Big Data, emplean cámaras o sensores en los puntos sensibles de la tienda que les permiten tomar decisiones tácticas y estratégicas

El Digital Signage contribuye a la interactividad entre el cliente/comprador y las marcas, así como un análisis del comportamiento en tienda. La publicidad interactiva en el punto de venta es una de las tendencias que se imponen. Con ella se consigue un mayor “engagement” del comprador y, por tanto, un mayor impacto de la campaña anunciada. Alguno de los soportes tecnológicos que permiten esta interactividad son las pantallas táctiles. La tendencia es que las nuevas tecnologías vayan ganando terreno haciendo el proceso de compra más entretenido y guiado.

Por otro lado existe un interesantísimo mundo de Analytics que permitirá obtener una información muy preciada del comportamiento de los clientes en el proceso de compra. Los retailers emplean cada vez más este tipo de capacidades en la toma de decisiones estratégicas y tácticas. Localizar cámaras o sensores en los puntos correctos de la tienda nos puede proporcionar información sobre los flujos y puntos calientes en un tiempo menor y con mayor eficacia.